Señalización de recinto escolar de BetàniaPatmos

Dirección de arte, Identidad corporativa, Señalética y espacios

La escuela BetàniaPatmos tiene un recinto de más de 32.000 m2 en el que circulan diferentes tipos de usuarios: alumnos de distintas edades, padres y madres, personal de la escuela, proveedores… Además, cuenta con una gran variedad de espacios de diferentes usos como aulas, oficinas administrativas, instalaciones deportivas, comedores, etc.

El reto, por lo tanto, ha consistido en elaborar un sistema de señalización fácil y que se adapte a los diferentes perfiles de personas en relación a cada uno estos usos. No menos importante ha sido conseguir que este sistema muestre una coherencia gráfica con la identidad de la escuela.

Uno de los primeros problemas que se nos ha planteado es el de la escasa visibilidad que ofrece el centro desde la carretera. Para salvar este problema se ha diseñado una gran placa corporativa en la entrada, acompañada de un plano general del recinto. Una vez dentro, el usuario se encuentra con un área boscosa de diferentes caminos y desniveles que hace difícil su orientación. El arquitecto que proyectó este espació, Xavier Subies, lo hizo bajo los parámetros del situacionismo que, precisamente, promovía la creación de espacios de múltiples circulaciones. Ha sido necesario estudiar todos estos flujos y desniveles para encontrar los lugares idóneos en los que situar los direccionales necesarios para hacer fácil la circulación.  

La señalización de los edificios destinados a las aulas se adapta a la versatilidad que requieren los nuevos modelos de aprendizaje. Así, además de los elementos necesarios básicos para el tránsito (señalización de plantas y espacios, iconografía para baños, etc.) se han añadido a las aulas unos vinilos con motivos geométricos que funcionan tanto como identificadores de etapas y edades como de elementos lúdicos que pueden ser utilizados durante las clases (como retículas, bases para dibujar en los cristales, formas de ordenar en el aula, etc.).

Para la señalización de áreas más espaciosas como el parking, se ha optado por las dimensiones generosas de los elementos y por dar importancia al color corporativo, el rojo.  

Cliente: Fundación BetàniaPatmos