Reconvertimos la web de la fundación Docomomo Ibérico en una página de referencia cultural para los interesados en el Movimiento Moderno de la Arquitectura en la península.

Docomomo es una fundación dedicada a la conservación del patrimonio de la arquitectura moderna en la Península Ibérica. Cuenta con un archivo de más de 2.400 entradas que cataloga los edificios más relevantes del movimiento moderno con fotos, bibliografía, artículos, tesis y documentación de interés. Hasta el momento era una referencia obligada para cualquier académico del sector; la Universidad de Harvard, por poner un ejemplo, es una de sus instituciones amigas. 

El reto de este proyecto era actualizar la web y abrirla a un público más amplio. Esto ha supuesto, por un lado, un cambio de diseño; pero sobre todo un cambio en la estrategia de contenidos y en la manera de mostrarlos y navegar por ellos.

Un giro en el posicionamiento:
de archivo a museo

El principal valor de Docomomo Ibérico es la calidad de su contenido. Pero resultaba difícil acceder al mismo por culpa de una estructura confusa que hacía de la navegación por sus sitio web algo farragoso.

Además, las fichas se mostraban de manera muy ténica y poco atractiva para un público generalista.

La principal solución estratégica adoptada ha sido la de generar nuevas maneras de visualización de los contenidos a través de exposiciones, lineas de tiempo, mapas, etc.

El sistema es el mismo que el que utilizan los museos con sus fondos. Se reordenan los cuadros (en este caso las fichas) según temáticas diferentes ofreciendo nuevas lecturas de los mismos contenidos.

Esto permite que, sin un gran esfuerzo documental, la web esté siempre presentando nuevos contenidos. Pero además ofrece diferentes capas de lectura que se adaptan tanto a un público especialista como a aquellas personas que desan un entretenimiento más ligero.

Una arquitectura y un diseño minimalistas 

El diseño sigue premisas propias del movimiento moderno como el «menos es más» o «la forma sigue a la función» Detalles complejos como un sistema capaz de buscar entre mapas, fichas, tesis, etc., quedan reducidos a su mínima expresión como, en este caso, una lupa desplegabel. Los colores elegidos son el blanco, negro y gris mantenidendo un tono neutro que da valor a lo que realmente lo tiene. La información.

Una arquitectura y un diseño minimalistas 

Una estrategia de comunicación diferenciada por usuarios

La apertura de la web a un público más amplio obliga a revisar toda la comunicación. Si antes en nuestra base de datos sólo había público especializado, a partir de ahora las tipologías de usuario se multiplican por lo que cabe, antes de abordar las estrategias de atracción y captación, segmentar la base de datos en base a sus características. De esta manera nos aseguramos que, en el futuro, podamos ofrecerles mensajes e información relevante para ellos.