Creamos un sistema gráfico para identificar, dar coherencia y transmitir los valores del Consorci d’Educació de Barcelona

El Consorcio de Educación de BCN es un ente público que tiene el objetivo de mejorar la gestión educativa de la ciudad y hacerla más cercana a la ciudadanía.
Se trata de una entidad compleja que engloba diferentes actividades, iniciativas, lógicas y proyectos. Nuestro reto fue crear una solución gráfica que pudiera hablar a todo este ecosistema.
Partiendo del rediseño del logotipo, se genera una retícula que da pie a todo un sistema gráfico inspirado en el concepto de “educación líquida”.

Un sistema flexible que dialoga con distintos públicos

El Consorcio, como entidad pública, se dirige a toda la ciudadanía; como responsable de educación, habla a la comunidad educativa; y como organización debe adquirir un tono administrativo.
El sistema creado, además de aportar una fuerte identidad a la organización, resulta lo suficientemente flexible para adquirir diferentes tonos en base a los diferentes públicos y ámbitos.

Una marca dinámica que adaptable a diferentes entornos

El sistema generado a partir del propio logotipo puede extrapolarse a multitud de ámbitos y piezas generando una marca dinámica y viva que, con toda la variedad que desencadena, no pierde nunca su carácter, valores e idiosincrasia.