Pixtin / Ideas

Hablemos de datos… y diseño

En tres meses funcionando, la nueva página web de Docomomo aumenta sus visitas en un 55%. Sin publicidad ni promociones, sin búsquedas de palabras clave, sólo a través del diseño. 

El valor del diseño es difícil de cuantificar y, en un entorno cada vez más obsesionado por las mediciones y los datos, esto supone un obstáculo para el sector. ¿Cuántos de los que compran una botella de vino basan su elección final en la etiqueta?, ¿cuántas descargas de una aplicación deberían ser atribuidas a su vídeo explicativo?, ¿qué porcentaje de gente elige una academia de inglés porque su marca y su web son más claras, más amigables? ¿cuánto dinero se ahorra un aeropuerto bien señalizado?

La dificultad de medir los resultados del diseño se debe, principalmente, a dos razones: la primera de ellas es que el diseño, en gran medida, juega en el terreno del subconsciente. La mayoría de las decisiones que tomamos en nuestro día a día las tomamos de forma insconsciente y es ahí donde está el diseño picando piedra para que te decantes por tal o cual producto o te fijes en ese mensaje. Y para desgracia de los diseñadores, el subconsciente no entiende de números por lo que resulta difícil y costoso de cuantificar. Si medir su influencia fuera tan fácil como contar likes de seguro habría más ceros en los presupuestos de las agencias y de los estudios que nos dedicamos a esto.

La segunda de las razones son las transferencias. Generalmente el diseño viene acompañado por esfuerzos en otras áreas con más datos y números como ventas o marketing, que suelen ser a quienes se les atribuye la mayor parte del éxito.

Por todo esto, cuando nos encontramos con un caso en el que el diseño se alza con el mérito de una forma tan manifiesta como lo es en la web de Docomomo Ibérico, solo nos queda dejar a un lado la modestia y gritarlo a los 4 vientos.

Objetivos cumplidos: más alcance y más suscriptores

Docomomo es una fundación que cuenta con el archivo principal de arquitectura moderna de la Península. Desde el ámbito académico de la arquitectura la visita a su web suele ser obligada. Nuestro reto consistía en abrirla a un público más amplio para seguir aumentando el número de suscriptores.

La solución adoptada fue la de cambiar el posicionamiento de la página: si antes era la web de una fundación con un importante archivo ahora es un museo digital sobre la arquitectura moderna. Filosofía usuariocentrista al 100%.

Esto ha supuesto un cambio radical en la manera en la que se visualizan los datos. Si bien el contenido siempre es el mismo, ahora nos encontramos con diferentes maneras de mostrarlo: en exposiciones, mapas, en líneas de tiempo, en monográficos… (puedes ver el proyecto aquí)

En solo tres meses – y sin que se hayan llevado a cabo movimientos promocionales, publicitarios, ni búsquedas de palabras clave – las visitas casi se han duplicado y las suscripciones han subido de manera destacada. Sin embargo, el grueso de la información que contiene la web sigue siendo el mismo. Lo que ha cambiado es el diseño.

Vemos algunos datos que comparan el mes de septiembre con el mismo mes del año pasado:

  • Se ha pasado de 12.343 usuarios mensuales a 19.219. (La mayor subida ha sido en tráfico directo, no atribuible a una mejor indexación de la nueva página)
  • El número de sesiones ha subido en un 57%
  • Las vistas de una página ha subido hasta el 76%
  • La duración media de la sesión a subido un 16% y las páginas por sesión en un 12%

Estamos ansiosas por comprobar lo que pasará cuando empecemos a promocionar el contenido.

Conclusión

En este caso hemos sido capaces de cuantificar la eficacia del trabajo de diseño. Pero no siempre podemos, a pesar de que internamente conocemos bien el valor que tiene. Las empresas e instituciones, cada vez mas obsesionadas con los datos, deberían dejar en sus gráficos de barras, sectores, líneas o lo que sea, un buen espacio para todo aquello que viene de zonas más profundas, de las intuiciones y decisiones irracionales, de los intangibles.

Web: docomomoiberico.com

Recibe nuestra newsletter