El nombre (naming) es el más presente – e incluso insistente – de todos los atributos de una marca: es lo primero que le viene a la cabeza a un consumidor / cliente a la hora de buscar tanto en un lineal como en una página web. La elección del nombre de una empresa, producto o incluso servicio es uno de los primeros retos creativos que surgen en la creación de una marca y debe hacerse con cierta rigurosidad, teniendo en cuenta una serie de factores:

  • Para empezar se deben tener claros los valores que tendrá la marca. Para ello es recomendable hacerse preguntas del tipo ¿quiero ser atemporal o tendencioso?, ¿joven o maduro?, ¿distinto a la competencia o seguir su línea?, ¿dirigido a un público concreto o generalista?, etc.
  • A partir de aquí, el nombre debe ser coherente con todos aquellos atributos y valores que se quieren transferir a la marca.
  • Un buen nombre debe ser memorable. Para conseguirlo pueden usarse recursos como hacer juegos de palabras, acrónimos, resultar divertido…
  • Es importante tener en cuenta los factores idiomáticos: la fonética debería resultar familiar, es decir, el nombre debería ser fácilmente pronunciable para el público objetivo al que va dirigido la marca. Si ésta es internacional, la pronunciación del nombre deberá basarse en fórmulas linguísticas universales.
  • Debe también ser estético, principalmente en cuanto a su sonoridad pero no únicamente: los diseñadores prevemos la traducción gráfica de un nombre y sabemos que hay palabras que resultan visualmente más atractivas y pregnantes que otras.
  • Finalmente, es fundamental tener en cuenta que el nombre debe pasar por un proceso de validación tanto a nivel de registro de marcas como de dominios en internet. Este punto dificulta mucho la tarea ya que, para qué engañarnos, como en todo en esta vida los mejores suelen estar cogidos.

Elegir un nombre, en definitiva, debe formar parte de un proceso metódico pero, eso sí, divertido y abierto a la creatividad en el que tanto el cliente como el profesional deben intervenir de manera activa.  

¡Compártenos!